Patente para bioinsecticida a base de árbol de neem

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le otorgó patente a un proceso mediante el cual, a partir del cultivo de células de neem, se obtiene un extracto que funciona como bioinsecticida para controlar el gusano cogollero (Spodoptera frugiperda), una de las plagas que más afecta las plantaciones de maíz. Para el profesor Fernando Orozco Sánchez, de la Escuela de Biociencias de la Facultad de Ciencias de la UNAL Sede Medellín y quien junto con el profesor Rodrigo Alberto Hoyos Sánchez, de la Facultad de Ciencias Agrarias, forma parte del equipo de inventores, el bioinsecticida es innovador porque “hasta ahora no se conocía una formulación obtenida a partir del cultivo de células vegetales”.

Institucional